Local Politics

Cómo mantenerse bien hidratado todo el día


El cuerpo humano está compuesto por alrededor de 60% de
agua
. Probablemente ya sepas que es importante beber muchos líquidos cuando las temperaturas exteriores se disparan, pero mantenerse hidratado es una necesidad diaria, sin importar lo que diga el termómetro ni en qué temporada del año nos encontremos. Pese a esto, muchos de nosotros no bebemos lo suficiente, especialmente los adultos mayores, que no sienten la sed tanto como cuando eran más jóvenes.

Por lo general, escucharás que son recomendables dos litros de agua al día, pero esto muy pocas personas lo llevan a cabo. Si no eres una de ellas no te preocupes porque lo cierto es que no tiene sentido.
Ana Colomer
, dietista-nutricionista, indica que «no suele valer para nadie porque cada persona necesita una cantidad de agua diferente para hidratarse».

Esta cantidad va a depender de nuestro trabajo y actividad cotidiana, de si hacemos deporte, si tendemos a sudar mucho, de nuestra temperatura corporal, de la temperatura exterior, de nuestra alimentación… Es decir, numerosos factores van a determinar si nececitamos beber más agua o no.

Como cita el European Hydratation Institute, «el agua es el solvente que permite muchas de las reacciones químicas vitales para el organismo y mantiene las funciones corporales» pero, como hemos dicho, lo cierto es que para saber si estamos bien hidratados no es suficiente con no tener sensación de sed, ya que muchas personas no sienten esta sensación pese a no haber bebido nada durante el día.

Guía de los colores que puede tener nuestra orina.
Guía de los colores que puede tener nuestra orina.

Según cuenta Belén Siscar, dietista-nutricionista, la mejor forma de conocer el nivel de hidratación es «a través del color de la orina», siempre y cuando no haya una patología: «Nos puede servir de guía, aunque el primer pis de la mañana no lo contamos ya que siempre va a ser más oscuro al haber estado deshidratados durante la noche, pues venimos de dormir». Para la experta, siguiendo las siguientes tonalidades, lo ideal es que cuanto más amarillo pálido sea, mejor porque será señal de que sí estamos bien hidratados: «Color del 1 al 3. Si, en cambio, estamos entre el 4 y el 6, tenemos una ligera deshidratación y 7 y 8 es una clara deshidratación».

Cómo beber más agua

Cada persona necesitamos una cantidad de agua diferente, como hemos visto, ya que esto depende de muchísimos factores. Algunos trucos que le da Belén Siscar a los pacientes que no beben suficiente son en base a si no les cuesta beber porque no tienen sensación de sed y se olvidan o si por el contrario no beben porque el agua no les gusta.

«En el primer caso, lo más útil es tener una botella de agua a la vista, así nos recordará que tenemos que beber, por ejemplo, en la mesa de trabajo. También marcarnos un objetivo diario de litros o vasos, incluso podemos ponernos una alarma cada hora que nos lo recuerde. En base a esto, Alexa, dispositivo de Amazon, cuenta con la skill Bezoya que ayuda a conseguir una hidratación adecuada con tan solo pedirle ‘Alexa, abre Bezoya’ o configurar alarmas para que te recuerde que necesitas hidratarte. Te ayudará a establecer tus recordatorios diarios personalizados en función de tu sexo y peso.

Por otro lado, a los que no beben porque no les gusta el agua, podemos realizar infusiones como té, manzanilla, poleo… y añadirles hielo. También agua infusionada de sabores con limón y hierbabuena, frutos rojos y menta, jengibre y limón…

Estos son cuatro formas de estar hidratados, por Ana Colomer:

1. A parte del agua que podamos beber de nuestras botellas, tés, infusiones, etc, la alimentación juega un papel muy importante para la hidratación.

2. Los alimentos más ricos en agua por definición son las
frutas y las verduras
, además, resultan muy refrescantes: «No se debe olvidar incluir en todas nuestras comida un ración de verduras y fruta», dice.

3. Recetas hidratantes. «Ahora con el calorcito, una propuesta muy interesante sería incluir en nuestras comidas o cenas gazpacho, salmorejo, cremas frías, ensaladas de fruta, macedonias (sin zumo)… Todo esto hace que nuestro nivel de hidratación aumente considerablemente», cuenta.

4. En la era tecnológica en la que vivimos, existen numerosas aplicaciones que nos recuerdan que hay que beber agua, como la comentada anteriormente de Alexa.

Ante la ola de calor que sufriremos algunos días de verano, la AEMET alerta de la importancia de evitar salir a la calle en las horas de más incidencia del sol, no realizar esfuerzos físicos prolongados y garantizarnos un equilibrio hídrico adecuado y constante, tomando la cantidad necesaria de agua a intervalos regulares, bebiendo despacio y a pequeños sorbos sin esperar a tener sed. Además, procura llevar siempre contigo una botella de agua para hidratarte en cualquier momento y lugar.

Ver los
comentarios





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.