Local Politics

Narcisismo de época



Actualizado:

Guardar

El arte y la cultura siempre nos hablan de las obsesiones de cada tiempo. Hay pequeñas pistas en la arquitectura, en la pintura y en las letras que siempre nos delatan. Por eso cada época se hace distinguible y a cada siglo —y a cada pueblo— le corresponde una obstinación propia.

Dicen quienes estudian el mundo antiguo que aquella Grecia, por ejemplo, tuvo especial dedicación por desentrañar los misterios del movimiento. Desde la rotación de los astros y las estrellas, hasta la caída de la piedra o el brotar de la planta, el cambio y la transformación de la naturaleza brindaron a aquella cultura una especial sensibilidad para pensar aquello que se transforma y aquello que permanece.

Con respecto al mundo medieval, basta aproximarse a los textos más célebres para comprender que, al menos en el extremo de Occidente, la reflexión sobre el Dios cristiano pasó a convertirse en un tópico preferente.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.