Sports

Carlos Verona estrena su palmarés profesional y Primoz Ro…



Tras 12 años como profesional, Carlos Verona (Movistar Team) estrenó su palmarés como profesional al hacerse con la 7ª etapa del Critérium du Dapuhiné. El español, que aguantaba desde el inicio de la etapa en la fuga, aprovechó los pasos por la Croix de Fer y por Vaujany para demostrar que su especialidad es la escalada. El de San Lorenzo del Escorial entró 13’s por delante de Primoz Roglic y 25’s delante de Vingegaard, que habían reventado al pelotón.

El 2º y 3º puesto en la etapa de hoy, permite que ambos corredores del Jumbo Visma pasen a dominar la clasificación general, Roglic como primero y Vingegaard como segundo, a 44″ s del esloveno. Ben O’Connor (AG2R Citroën Team) es el primero de los mortales, es decir, 3º en la GC a 1’24″s de Primoz Roglic. A todo esto, Wout van Aert (Jumbo Visma), que cedió el liderato a su compañero, entró a más de 14 minutos de Verona. Visto el nivel de los dos monstruos eslovenos, aguarda espectáculo en el próximo Tour de Francia. 

La cultura del esfuerzo y Roglic desatado

Pocos corredores hay en el World Tour más currantes que Carlos Verona, que siempre destaca en la montaña pero por trabajar para el resto. En esta ocasión le tocó a él saborear las mieles de la victoria, doce años después, ya era hora que diría él. El mal año del Movistar Team encuentra un halo de esperanza con la victoria de Verona. No en vano, son puntos para la buchaca.

Fue una lástima que la retransmisión de la etapa no comenzara desde el principio, porque la subida al Galibier (23km al 5.1% y últimos 8.7km al 6.5%) fue un espectáculo y no hubo forma de verla. Semejante zafarrancho de combate, con movimientos de ataque y cortes dentro del pelotón, derivó en una fuga de Pierre Roland (B&B Hotels – KTM) y de Matteo Fabbro (BORA-hansgrohe), que coronaron en dúo.

Poco tiempo después se les unieron otros 16 corredores, que formaron un mini pelotón con gente de muchísima calidad, sobre todo en el ascenso: Andrey Amador (INEOS Grenadiers), Luis León Sánchez (Bahrain Victorious), Carlos Verona (Movistar Team), Bruno Armirail (Groupama FDJ), Kenny Elissonde, Toms Skujins y Jasper Stuyven (Trek Segafredo), Victor Lafay (Cofidis), Kevin Vermaerke (Team DSM) o Pierre Rolland (B&B Hotels – KTM).

La rápida bajada al Galibier dio paso a la Croix de Fer (29km al 5.2% y últimos 6.7km al 8.2%), donde Mark Donovan (Team DSM) haría un movimiento testimonial que rápidamente fue aplacado. El que de verdad hizo daño fue Gregor Mühlberger (Movistar Team), que primero puso ritmo y después atacó para reducir el grupo de cabeza de 18 a 5 corredores (Elissonde, Verona, Rolland, Lafay y el propio austriaco).

Si Mühlberger y Verona fueron las gratas noticias del Movistar, el pobre de Enric Mas, que se quedó al principio de la Croix de Fer, fue el punto negativo. El balear se ha visto lastrado por la caída que sufrió en este Critérium du Dauphiné. Poco tiempo después cederían ante el ritmo del pelotón Wout van Aert (Jumbo Visma) y Mattia Cattaneo (Quick Step Alpha Vinyl Team), 1º y 2º de la general hasta hoy.

En cabeza, Elissonde discutía con los dos corredores telefónicos y les reprochaba su falta de interés en los relevos. Acto y seguido, el francés decidió que, si no le iban a ayudar, abriría camino en solitario. Atacó, pero el plan no salió como tenía pensado, ya que Verona pudo agarrarse a su rueda, para disgusto del ciclista del Trek Segafredo, y alegría del Movistar. 

En la misma ascensión, Damiano Caruso (Bahrain Victorious) probó a poner en jaque la clasificación general (WvA ya se había quedado), pero encontró la fuerte oposición de David Gaudu (Groupama FDJ) y, sobre todo, de Primoz Roglic (Jumbo Visma), que ya era el nuevo líder de la carrera.

Una vez en Vaujany (5.8km al 7.2%), Verona pudo dejar a Elissonde sin gran algarabía, que pecó de confiado mirando al Garmin y acabó fundido. La preocupación real de Verona era otra, el pelotón andaba ya a cosa de minuto y medio. Que sería menos todavía cuando Jonas Vingegaard (Jumbo Visma) asumió las labores de gregario en la cabeza del lote. 

Ben O’Connor (AG2R Citroën Team), Ruben Guerreiro (EF Education Easy Post), Esteban Chaves (EF Education Easy Psot), Louis Meintjes (Intermarché-Wanty-Gobert) y Tobias Johannessen (Uno-X Pro Cycling Team) aguantaron en primera instancia. Lo que no pudieron seguir fue el ritmo de Primoz Roglic cuando demarró a falta de kilómetro y medio para el final.

El esloveno ganó metros con facilidad y, si hubiera tenido algo más de tiempo, muy probablemente hubiera peleado por la etapa. Pero hoy no era su día, era el de Carlos Verona, que doce años después ha conseguido su primera victoria. Alegría para el Movistar y para Primoz Roglic, que mañana defenderá el liderato del Dauphiné. ¿Estará ahora mismo temblando Tadej Pogacar?

Clasificaciones

 





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.