Local Politics

Vox justifica el borrador del Supremo de EEUU contra el aborto: “Estamos en un contexto político muy distinto”



Iván Espinosa de los Monteros ha considerado que el borrador del dictamen de Tribunal Supremo de Estados Unidos responde a que la sociedad norteamericana “ha ido evolucionando y se ha ido adaptando a los nuevos tiempos”. El portavoz de Vox en el Congreso de los Diputados ha asegurado “estamos en un contexto político distinto” a cuando se aprobó la norma en los años 70.

El representante de la extrema derecha ha defendido que las decisiones que tome el alto tribunal “son soberanas y nosotros las respetaremos, sin más”. A las declaraciones de Espinosa de los Monteros se han sumado las de la diputada de su partido Lourdes Méndez, que ha manifestado su firme posición en contra de este derecho de las mujeres.

Méndez ha sostenido que es “intolerable” defender que “un nuevo ser humano es parte del cuerpo de su madre”. De hecho, ha ido más allá y ha pedido al Tribunal Constitucional que tome el mismo camino y establezca que “el derecho al aborto ha sido un error desde el principio y declarar su inconstitucionalidad”. 

“Sin derecho a nacer, es imposible la igualdad”, ha señalado en una respuesta a la ministra de Igualdad, Irene Montero, que ha criticado las intenciones del tribunal de EEUU. “Es intolerable que el Supremo de EEUU plantee derogar el derecho de las mujeres a decidir sobre nuestro propio cuerpo, algo incuestionable en democracia. Sin derechos sexuales y reproductivos garantizados no hay igualdad”, ha remarcado. 

Ha recordado que “revocar el derecho al aborto no hará que no haya abortos, sino que más mujeres arriesguen sus vidas. Nos toca salir juntas, feministas, a defender y seguir conquistando nuestros derechos”.

Un filtración publicada en el diario Politico ha revelado que el Tribunal Supremo de EEUU pretender revocar este derecho. La posibilidad de abortar en el país lleva en vigor desde enero de 1973, cuando la Corte Suprema estadounidense legalizó el derecho de una mujer a abortar. 

El borrador, firmado por el juez Samuel Alito, cuenta con el respaldo de cinco de los nueve magistrados de la Corte; entre ellos, Clarence Thomas, Brett Kavanaugh, Amy Coney Barrett y Neil Gorsuc. Todos ellos, conservadores. Hay que agregar que el cargo de estos magistrados es vitalicio. 

Si finalmente la sentencia sale adelante, la decisión sobre este derecho caería en manos exclusivas de los Estados, algo que abriría la puerta a que los territorios gobernados por los republicanos acaben desprotegiendo a las mujeres en este sentido. Por ejemplo, Oklahoma vetó el aborto desde las seis semanas de gestación, cuando aún muchas mujeres no saben si están embarazadas. 





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.