Local Politics

última hora de la sentencia y los actores



Continúa el juicio por difamación que enfrenta a Johnny Depp y Amber Heard. El litigio, que comenzó el 11 de abril, está previsto que dure seis semanas en el tribunal de Fairfax (Virginia, Estados Unidos). Este martes, 3 de mayo, ambos actores se han vuelto a ver las caras en su decimotercera cita judicial.

El artista pide a su expareja 50 millones de dólares por daños y perjuicios, mientras Heard, por su parte, responde con una contrademanda en la que alega que el actor ha impulsado una campaña de difamación en su contra y le reclama 100 millones.

Todo ello ha provocado un largo proceso judicial en el que se han aportado diferentes pruebas gráficas, y distintos testigos, extrabajadores y amigos de la pareja han declarado para intentar discernir el comportamiento de ambos dentro de la relación.

Además, está siendo un juicio muy mediático, tanto nacional como internacionalmente, y seguido en directo por diferentes medios y canales de televisión, superando las audiencias que generó el proceso legal de O. J. Simpson.

La exenfermera de Amber Heard expone sus informes médicos

El juicio ha arrancado con el testimonio de la exenfermera de la actriz, Erin Falati, cuya declaración se ha producido a través de una videoconferencia.

Falati ha contado que la intérprete le comentó que bebía entre una y tres copas de vino al día. “No recuerdo que estuviera intoxicada”, ha señalado. Anteriormente, Heard le había informado sobre sus episodios de ansiedad y de su experiencia con trastorno bipolar, trastorno por déficit de atención, problemas de codependencia e insomnio ocasional.

La declarante ha compartido estos datos acudiendo a los informes que elaboró mientras trató a la artista. En ellos se describen los continuos “sentimientos de celos”, “inseguridad” y “ansiedad” de Heard cuando Depp estaba rodando una película. “Tengo un recuerdo generalizado de que hay problemas de celos y ansiedad, incluida la desconfianza dentro de la relación”, ha añadido.

Falati ha comentado que llegó a ver a la intérprete de Aquaman con el labio hinchado y que esta le dijo que Depp la había golpeado. No obstante, ha subrayado que nunca vio al actor abusando de su exmujer, así como tampoco vio a esta en actitud violenta. La declarante ha concluido su intervención afirmando que le consta que Heard había sido intervenida por un quiste en el ojo -se ha mostrado una imagen de la actriz con un moretón en su cara que pertenece a las que publicó para señalar a Depp-.

Johnny Depp perdió 40 millones de dólares tras la publicación de la columna

El siguiente testigo ha sido el economista Michael Spindler, quien se encargó de “echar un vistazo a los problemas relacionados con la pérdida de ingresos” de Depp. Para ello, investigó registros contables, exhibiciones de juicios, deposiciones, testimonios de juicios y otros documentos entre diciembre de 2018 y octubre 2022.

En palabras de Spindler, el actor perdió 40 millones de dólares (casi 38 millones de euros) después de la publicación de la columna en The Washington Post.

Los abogados de Amber Heard piden que se desestime el caso

El abogado de Heard ha pedido que se desestime el caso argumentando que su representada no escribió el titular de su columna en The Washington Post, algo que ya se confirmó en las sesiones anteriores. Por su parte, el representante de Depp ha respondido que este tiene derecho a interponer una demanda por difamación y que las declaraciones de varios testigos lo demuestran.

El abogado Benjamin Chew ha añadido que la actriz diseñó “una estafa” para obtener los 7 millones de dólares del acuerdo de divorcio que [Heard] dijo que donó a la ACLU. “Juró que se los dio a la ACLU y al Hospital de Niños de Los Ángeles”, ha denunciado.

La psicóloga forense Dawn Hughes niega el “abuso mutuo”

La psicóloga clínica y forense Dawn Hughes ha testificado en la decimotercera jornada del juicio avanzando que “la violencia doméstica y la violencia interpersonal” tienen el mismo significado: “El abuso doméstico es un patrón de violencia, miedo y control manipulador dentro de una relación. Hay una persona que quiere dominar esa relación”.

“Escribir mensajes podría jugar un papel en el abuso emocional hacia tu pareja”, ha declarado tras ser preguntada por el abogado de Heard, que se ha referido a los mensajes que Depp escribió con sangre en los espejos del baño durante su conocido enfrentamiento en Australia.

Hughes ha valorado que “el amor y la normalidad casi siempre están en estas relaciones. Cuando estás en una pausa y la violencia no está sucediendo, estás de vuelta con el hombre del que te enamoraste… Y se crea un vínculo traumático”. “La única persona que puede cambiar el abuso es el abusador. No importa las tácticas que use la mujer… Todas esas cosas no cambian su comportamiento, porque depende de él cambiar su comportamiento”, ha añadido.

En este sentido, la experta ha explicado que hay cosas que suceden  “a puerta cerrada”. “A veces vemos los restos de los efectos posteriores… Pero en raras ocasiones apreciamos la explosión en medio de testigos, otras personas”, ha apuntado, afirmando que a la víctima de abusos sí le importa la violencia, pero a veces “todavía no ha descubierto una salida”. “Una persona puede estar sonriendo y feliz, pero eso no significa que no esté sufriendo por dentro”.

“Una persona puede estar sonriendo y feliz, pero eso no significa que no esté sufriendo por dentro”

La psicóloga ha negado la existencia de “abuso mutuo” alegando que únicamente las mujeres pueden sufrir “abuso doméstico”. También ha valorado que “las mujeres utilizan la violencia en las relaciones”, aunque en la mayoría de ocasiones se trata de “violencia reactiva o en forma de autodefensa”. “Una mujer le puede gritar a su pareja si está enfadada, ya que el enfado es muy común en una víctima de abusos”, ha apuntado.

Hughes ha testificado que trata, “en su mayoría”, con adultos que han sufrido “algún tipo de evento traumático en su vida”, y que presencia casos de este tipo desde hace más de 25 años. “Más de la mitad” de estos casos han incluido “estrés postraumático”. 



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.