Local Politics

El líder de la oposición alemana anuncia un viaje a Kiev… mientras Scholz sigue sin ir


El líder de la oposición conservadora alemana, el derechista Friedrich Merz, anunció este lunes su propósito de viajar a Ucrania esta misma semana, algo que todavía no ha hecho ningún miembro del Gobierno del canciller Olaf Scholz desde el comienzo de la invasión rusa, el pasado 24 de febrero. “Cuento con un amplio apoyo y una invitación del Parlamento ucraniano”, afirmó Merz, jefe de la Unión Cristianodemócrata (CDU), en una comparecencia junto a su homólogo de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), Markus Söder.

Merz lamentó a continuación que, por parte de Scholz, no se hubiera producido “ninguna señal” o propósito de viajar asimismo a Kiev. El líder del bloque conservador, primera fuerza opositora de Parlamento, negó una intención electoralista en apoyo del jefe del gobierno regional del “Land” de Renania del Norte-Westfalia (oeste), Hendrik Wüst.

El domingo 15 de mayo se celebran comicios regionales en este Land, el más poblado del país con 18 millones de habitantes, y los sondeos apuntan a un empate por el primer puesto entre la CDU de Wüst y el Partido Socialdemócrata (SPD).

El socialdemócrata Scholz está siendo cuestionado en su liderazgo, especialmente en lo que concierne a su gestión de la crisis de Ucrania. Al conjunto de su SPD se le ha recriminado tibieza hacia el presidente ruso, Vladímir Putin, en parte por los vínculos entre este y el excanciller socialdemócrata Gerhard Schröder, que mantiene sus cargos en empresas vinculadas al Kremlin.

A raíz de la invasión rusa, el actual canciller dio un giro de 180 grados a la política de Defensa alemana, con el anuncio de un paquete de inversiones de 100.000 millones de euros para modernizar su ejército y la autorización de suministros de armas a Ucrania.

Desde entonces ha dado varios pasos más que rompen con lo que fueron las líneas marco de sucesivos gobiernos alemanes -tanto del socialdemócrata Schröder como de la conservadora Angela Merkel-, a lo que se sumó hace una semana la aprobación del envío de armamento pesado a Kiev.

Más presión sobre Scholz

Pese a estos cambios de rumbo, las presiones siguen sobre Scholz, quien está perdiendo popularidad en los sondeos, mientras que los políticos mejor valorados del país son el ministro de Economía y el Clima, Robert Habeck, y la de Exteriores, Annalena Baerbock, ambos de los Verdes. Aunque siguen sin revelarse planes próximos de Scholz de visitar Ucrania, sí ha anunciado Baerbock su intención de viajar a Kiev probablemente esta semana.

Los reproches de Kiev hacia Berlín tuvieron su punto álgido hace unas semanas, cuando el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, vio frustrado un viaje a Ucrania junto a sus homólogos de Polonia y de los países bálticos, al trasladarle las autoridades ucranianas el mensaje de que su visita no era deseada.

Steinmeier fue ministro de la Cancillería con Schröder, quien acordó con Putin la construcción del gaseoducto Nord Stream, y luego titular de Exteriores con Merkel, periodo en que se consolidó y extendió este proyecto energético, clave la dependencia energética alemana del gas ruso.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.