Local Politics

La televisión rusa usa imágenes de archivo de un muñeco para acusar a Ucrania de falsificar cadáveres


La televisión estatal rusa Rossiya-24, propiedad del Kremlin, ha emitido imágenes de la grabación de una serie en Rusia para acusar a Ucrania de elaborar montajes y usar muñecos como cadáveres. Así lo ha denunciado Nadezhda Kolobaeva, responsable del rodaje del programa en Rusia, cuyo equipo usó este maniquí para grabar una de las escenas el pasado 20 de marzo.


Muerte de un ciclista en Bucha: un vídeo aéreo documenta otra ejecución de los soldados rusos

Muerte de un ciclista en Bucha: un vídeo aéreo documenta otra ejecución de los soldados rusos

Saber más

En la pieza de Rossiya-24 cuentan que unos hombres envuelven a un maniquí con cinta adhesiva. Alegan, que de esta manera, el ejército ucraniano quiere hacerlo pasar por un cadáver y con ello pretenden acusar a las tropas rusas de masacres contra civiles.

La ayudante de dirección de la serie rusa ha reconocido este viernes al maniquí, al que bautizaron como Albertik en el programa. “¿En qué coño piensan? Aquí estábamos rodando una caída desde una ventana en una calle en Vsevolozhsk (cerca de San Petesburgo) el pasado 20 de marzo para nuestra serie de televisión. ¡Nuestro asistente está preparando a Albertik para el rodaje! ¿Qué clase de mierda sois?”, escribe en Facebook.

Junto a esta publicación desmontando la manipulación del medio estatal ruso, Kolobaeva ha subido distintos vídeos y fotos del rodaje en los que se ve el trabajo de su equipo con el muñeco y donde aparecen también los actores de la serie rusa, que todavía no se ha estrenado.

Si se analiza la grabación mostrada en la tele rusa y el lugar del rodaje marcado por Kolobaeva en Google Maps, los edificios coinciden.



Según informa la BBC en su edición rusa, cuando ha comenzado a difundirse que todo era un bulo, la noticia ha sido eliminada de la página web de Rossiya-24, pero el video sigue disponible en YouTube y las redes sociales.

Medios como la BBC y la revista Newsweek se han puesto en contacto con Rossiya-24 para obtener un comentario al respecto, sin que de momento hayan recibido respuesta.

Las informaciones en los medios estatales rusos están totalmente alineadas con las premisas del Kremlin, que niega toda participación en la masacre de Bucha o en cualquier tipo de ataque producido contra civiles, como el último con misiles contra la estación de tren Kramatorsk, al este de Ucrania, donde han muerto decenas de personas.

Desde ministerios como el de Defensa y el de Exteriores también se difunden bulos como que hay muertos que levantan el brazo y cadáveres que no muestran signos de descomposición, mientras repiten que lo ocurrido en Bucha es “una puesta en escena”: varios verificadores internacionales lo desmontan.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.