Local Politics

Europa League: El Barcelona sobrevive a una tortura en Frankfurt | Europa League 2021


Actualizado

Un gol de Ferran Torres (1-1) libra a los azulgrana de la derrota ante el impetuoso Eintracht

Ferran Torres marca en Frankfurt.
Ferran Torres marca en Frankfurt.Michael ProbstAP

Fue tal el tormento sufrido durante una hora por el Barcelona en Frankfurt que alcanzar un empate fue poco menos que una bendicin. El Eintracht someti a los futbolistas de Xavi a una tortura que si no result definitiva fue porque el tcnico supo corregirse a tiempo. Rescat del banquillo a Dembl. Tambin a De Jong. El primero, con ese porte de bohemio descuidado, se atrevi por fin a meter un pase interior. Y el segundo encontr una doble pared con Ferran Torres para que ste, con la puntera, alcanzara el gol que permite a los azulgrana seguir aspirando a las semifinales de la Europa League.

El anillo superior del legendario Waldstadion de Frankfurt, por donde se colaba un viento glido, reclamaba la atencin por su aspecto amenazador. La oscuridad de la parte alta de las gradas contrastaba con una iluminacin roja que meta de lleno a los presentes en algo parecido a un averno terrenal. El Eintracht de Frankfurt recibi al Barcelona con la conviccin de estar ante uno de los acontecimientos ms importantes de los ltimos aos. As lo demostr una hinchada entregada y que se dej la vida en cada salto, en cada grito de nimo. El campo temblaba.

Y el Barcelona, que ya vena de visitar Estambul en la anterior ronda, entendi rpido que si no se implicaba en la brega el rival le pasara por encima. Por mucho que el Eintracht sea apenas el noveno clasificado de la Bundesliga o que sus futbolistas no sean muy duchos tcnicamente.

Ferran Torres comenz la noche con un gran disparo que encontr una respuesta a la altura por parte del portero Kevin Trapp. Pero la primera aproximacin barcelonista ni mucho menos fue un presagio de lo que vendra a continuacin. Porque las prdidas del Barcelona comenzaron a sucederse en la fase de construccin, justo lo que esperaban los locales para echarse como lobos a por la presa.

Una frentica transicin tramada por Lindstrom y a la que el carrilero diestro Knauff dio sentido con un pase atrs permiti a Sow encontrarse con una ocasin de aquellas con la que cualquier futbolista suea: solo en el punto de penalti y con el meta Ter Stegen con el rosario en las manos. Pero el centrocampista, que es diestro, remat tan mal con la zurda que la pelota le traicion para marcharse donde no deba.

Sobrepasados

El plan tramado por Xavi no funcion en ese primer acto. Pens el tcnico azulgrana contrarrestar la pasin con la que el Eintracht interpreta su peculiar 3-4-2-1 sentando de inicio a De Jong y Dembl para que Gavi y Adama, que haban perdido comba en las ltimas semanas, fueran los titulares. El extremo, que se encontr con dobles ayudas en su orilla, destac ms por sus resbalones que por buscar carreras al espacio. Mientras que el joven centrocampista palaciego, pese a esforzarse hasta lmites insospechados, no logr dar claridad a su equipo. Lo mismo le pas a Pedri, al que los futbolistas alemanes lograron engullir durante largos tramos. Slo las maniobras solitarias de Ferran Torres ofrecan algo de luz a un Barcelona que no poda seguir el ritmo de los futbolistas de Glasner.

Qu ms da que el plan del Eintracht fuera de lo ms sencillo. Negar el tiempo y el espacio de los azulgrana y perpetrar ataques aparentemente incoherentes por su velocidad, pero muy peligrosos. Gavi sac un centro en el rea que esperaba Knauff con el martillo. Aunque mucho ms cerca estuvo del precipicio el Barcelona con el penalti que el rbitro serbio Jovanovic tuvo a bien rectificar tras ser advertido por el VAR. Acudi el colegiado al monitor para evidenciar que Sergio Busquets, cuando Santos Borr ya se dispona a ajusticiar a Ter Stegen tras el ensimo centro de Kostic, lleg antes a la pelota.

Lesin de Piqu

De esa se libr un Barcelona que haba perdido a Piqu en el minuto 23 por culpa de una lesin muscular. Aunque Lenglet, su sustituto, poco pudo cambiar.

Las cosas no mejoraron al inicio del segundo tiempo porque ni haba manera de igualar la batalla fsica, ni los jugadores del Bara eran capaces de enlazar pases con sentido. Hasta que el Eintracht encontr el premio a su ansia competitiva con el zapatazo a la escuadra de Knauff. Pese a que lo que tocaba era defender un crner, nadie crey conveniente vigilar en la frontal al ex extremo del Dortmund. Y bien que lo agradeci Knauff, con Ter Stegen como espectador. El golpe an pudo haber sido peor de haber encontrado puerta Lindstrom inmediatamente despus.

Llegaron los cambios. Xavi repar en que Gavi y Adama no haban funcionado. Y la precisin con la que De Jong retoz con Ferran Torres acab sacando del lo a un Barcelona que, pese a jugar en superioridad tras la expulsin de Tuta en el 78, ya no tuvo fuerzas para ms. Esta vez bast con sobrevivir.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.