Local Politics

España y Marruecos pactan una “nueva hoja de ruta” sobre “bases más sólidas” en cooperación económica y en seguridad



La nueva “etapa histórica” entre España y Marruecos es ya una realidad. Así lo certificó este jueves el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien viajó al país vecino para cerrar finalmente junto al rey Mohamed VI la crisis diplomática abierta entre ambos Estados hace un año. Según dijeron ambos países en una declaración conjunta, la “nueva hoja de ruta” se asienta sobre “bases más sólidas” en cooperación económica y en seguridad así como la reapertura del tráfico marítimo. 

No hay en esa declaración, sin embargo, una alusión expresa a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, aunque fuentes gubernamentales avanzaron que habrá una aduana terrestre en ambas ciudades. En el caso de Ceuta, será la primera vez.

A pesar de la falta de mención a las ciudades autónomas, Sánchez afirmó que “la soberanía nacional de España está fuera de toda duda”. “La interdependencia [entre ambos países] es una realidad incontestable y por ello es responsabilidad de ambos gobiernos abordarla”, declaró en una rueda de prensa en la medianoche del jueves, donde quiso agradecer al monarca marroquí sus «esfuerzos» para lograr este “magnífico acuerdo”.

La declaración conjunta incluye el llamamiento de Mohamed VI de “inaugurar una etapa sin precedentes en las relaciones entre los dos países”, y también de Felipe VI de “caminar juntos para materializar una nueva relación”.

Tras la reunión y posterior desayuno del Ramadán con el que el rey marroquí agasajó al presidente español, las dos partes detallaron en la declaración la “nueva página” en las relaciones entre ambos países, “conscientes de la magnitud e importancia estratégica de los vínculos que los unen y de las legítimas aspiraciones de paz, seguridad y prosperidad de los dos pueblos”. 

Entre los puntos de la hoja de ruta trazada, que el propio presidente definió como “duradera”, el primero se refiere al reconocimiento de España de la importancia del Sáhara Occidental para Marruecos, así como “los esfuerzos serios y creíbles de Marruecos en el marco de las Naciones Unidas para encontrar una solución mutuamente aceptable”. En este sentido, España considera la iniciativa de autonomía marroquí, presentada en 2007, como “la base más seria, realista y creíble para resolver esta diferencia”.

Operación paso del Estrecho

También entre los primeros puntos, que el presidente del Gobierno destacó en la rueda de prensa, se destaca el restablecimiento de la circulación de personas y de mercancías “de manera ordenada”, así como de las conexiones marítimas de pasajeros. Con este mismo enfoque, destaca el texto, “se iniciarán los preparativos para la operación Paso del Estrecho/Marhaba”. También se iniciarán conversaciones sobre la gestión de los espacios aéreos. Uno de los principales objetivos es el refuerzo de la cooperación en el ámbito de la migración.

Sánchez desgranó alguno de estos puntos en su comparecencia, en la que destacó una “cooperación sectorial” en todos los ámbitos de interés común: económico, comercial, energético, industrial y cultural, además de un grupo de trabajo expreso sobre educación.

“Afrontamos con esperanza y responsabilidad esta nueva etapa con Marruecos para garantizar los intereses, la estabilidad y la integridad de nuestros países”, concluyó Sánchez su alocución que, en sus propias palabras, “logra cerrar una crisis, un desencuentro que teníamos”.

En el encuentro del jueves de Sánchez y el rey de Marruecos, ambos países se emplazaron a una “Reunión de Alto Nivel” que se celebrará antes de que finalice este año.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.