Local Politics

Padecer ‘flurona’, gripe y COVID-19 a la vez, aumenta el riesgo de muerte y de sufrir síntomas graves


Los adultos hospitalizados que tienen COVID-19 y gripe al mismo tiempo (lo que se dio en llamar ‘flurona’) corren un riesgo mucho mayor de padecer síntomas graves y morir en comparación con los pacientes que tienen COVID-19 solo o con otros virus, según muestra una investigación publicada esta noche en la revista The Lancet. Esta investigación confirma otro estudio previo publicado en agosto de 2021 en el International Journal of Epidemiology.


España elimina los aislamientos en los casos leves y asintomáticos de COVID-19 desde el próximo lunes

España elimina los aislamientos en los casos leves y asintomáticos de COVID-19 desde el próximo lunes

Saber más

Los expertos han descubierto que los pacientes con coinfección por el virus del SARS-CoV-2 y por el virus de la gripe tienen más de cuatro veces más probabilidades de necesitar asistencia respiratoria y 2,4 veces más probabilidades de morir que si solo padecieran COVID-19.

Los investigadores afirman que los resultados demuestran la necesidad de realizar más pruebas de gripe a los pacientes con COVID-19 en el hospital y destacan la importancia de la vacunación completa tanto contra la COVID-19 como contra la gripe.

Un equipo de la Universidad de Edimburgo, la Universidad de Liverpool, la Universidad de Leiden y el Imperial College de Londres ha llegado a estas conclusiones en un estudio con más de 305.000 pacientes hospitalizados con COVID-19.

El mayor estudio jamás realizado

La investigación –realizada en el marco del Consorcio Internacional de Infecciones Respiratorias Agudas Severas y Emergentes (ISARIC, en sus siglas inglesas) para la caracterización clínica de los coronavirus– es el mayor estudio jamás realizado sobre personas con COVID-19 y otros virus respiratorios endémicos.

El ISARIC se creó en 2013 en previsión de una pandemia como esta. El equipo examinó los datos de los adultos que habían sido hospitalizados con COVID-19 en Reino Unido entre el 6 de febrero de 2020 y el 8 de diciembre de 2021.

En total, se registraron los resultados de las pruebas de coinfecciones virales respiratorias de 6.965 pacientes con COVID-19. Unos 227 de ellos también tenían el virus de la gripe, y experimentaron resultados significativamente más graves.

La doctora Maaike Swets, estudiante de doctorado de la Universidad de Edimburgo y la Universidad de Leiden, señala en un comunicado: “En los dos últimos años hemos observado con frecuencia que los pacientes con COVID-19 enfermaban gravemente, lo que a veces llevaba a un ingreso en la UCI y al empleo de un respirador artificial para ayudarles a respirar. Ya se sabía que una infección por gripe podía dar lugar a una situación similar, pero se conocía menos acerca de los resultados de una infección doble de SARS-CoV-2 y otros virus respiratorios”.

Una combinación “especialmente peligrosa”

El profesor Kenneth Baillie, catedrático de Medicina Experimental de la Universidad de Edimburgo, añade: “Hemos descubierto que la combinación de los virus COVID-19 y de la gripe es especialmente peligrosa. Esto será importante a medida que muchos países disminuyan el uso de medidas de distanciamiento y contención social. Esperamos que COVID-19 circule con la gripe, lo que aumentará la posibilidad de coinfecciones. Por eso debemos cambiar nuestra estrategia de pruebas para los pacientes de COVID-19 en el hospital y hacer pruebas de gripe mucho más amplias”.

El profesor Calum Semple, catedrático de Medicina de Brotes y Salud Infantil de la Universidad de Liverpool, apunta a un aumento de los virus respiratorios estacionales habituales a medida que la gente vuelve a mezclarse con normalidad: “Por tanto, podemos esperar que la gripe circule junto con el COVID-19 este invierno. Nos sorprendió que el riesgo de muerte se duplicara con creces cuando las personas se infectaban con ambos virus, el de la gripe y el COVID-19. Ahora es muy importante que la gente se vacune completamente y se refuerce contra ambos virus, y no lo deje para cuando sea demasiado tarde”.

Debemos cambiar nuestra estrategia de pruebas para los pacientes de COVID-19 en el hospital y hacer pruebas de gripe mucho más amplias

Kenneth Baillie
Catedrático de Medicina Experimental de la Universidad de Edimburgo

Igualmente, el doctor Geert Groeneveld, médico del departamento de enfermedades infecciosas del Centro Médico de la Universidad de Leiden, considera “cruciales” las consecuencias de las infecciones dobles de SARS-CoV-2 y otros virus respiratorios, “ya que tienen implicaciones para los pacientes, los hospitales y la capacidad de las UCI durante las temporadas en que el SARS-CoV-2 y la gripe circulan juntos”.

Por último, el profesor Peter Openshaw, catedrático de Medicina Experimental del Imperial College de Londres, señala que aunque estar infectado por más de un virus “no es muy común” es importante ser consciente de que las coinfecciones ocurren. “Las vacunas que protegen contra el COVID-19 y la gripe son diferentes, y la gente necesita ambas. La forma en que se tratan estas dos infecciones también es diferente, por lo que es importante hacer pruebas para detectar otros virus incluso cuando se tiene un diagnóstico en alguien que está hospitalizado con una infección respiratoria”.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.