Local Politics

Monedero acusa a la UDEF de “falsear la verdad” y “excederse” en la investigación que le encargó el juez de Neurona



El cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero ha acusado este jueves a la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de “faltar a la verdad” en un informe en el que los agentes apuntaban que denegó el acceso a revisar unos correos electrónicos. La defensa de Monedero ha presentado un escrito ante el juez del caso Neurona en el que alega que fue el propio instructor, Juan José Escalonilla, quien delimitó el acceso a los correos y que tanto en este aspecto, como en otros de la investigación policial, los agentes se están excediendo en el encargo que recibieron del juez.

En el escrito de la defensa de Monedero, al que ha tenido acceso Europa Press, se afea a la UDEF que mantenga “opiniones parciales” fácilmente contrastables con el conocimiento y mera lectura de las actuaciones practicadas por el instructor de la causa. En su informe, los agentes indicaban que de los correos analizados del profesor universitario no se ha podido acreditar su labor de consultoría y de ahí concluían que el importe cobrado no corresponde al concepto manifestado. Señalaban que Monedero no les permitió acceso a su correo electrónico, pero la defensa del profesor sostiene que “no ha denegado el acceso a los correos electrónicos a los que se refieren los autores del informe”.

“Es más, sabe su señoría que existe en las actuaciones, -con el fin de agilizar la comprobación de esos correos- (que fueron aportados motu proprio en escrito por el investigado) el ofrecimiento de Juan Carlos Monedero de acudir ante el Letrado de la Administración al efecto de comprobar lo que su señoría había acordado, a la razón, comprobar si coincidían con los aportados”, añade.

La defensa apunta que Monedero es “el mayor interesado en que se compruebe el contenido de los mismos” y su coincidencia con los aportados en formato papel. Por lo que insiste en que el informe falta a la verdad en varios de sus enunciados porque “nunca denegó y nunca se negó” a dar acceso a su correo.

El informe de la UDEF llegaba después de que el titular del Juzgado de Instrucción Número 42 de Madrid, a cargo de la investigación del ‘caso Neurona’, estimara pertinente delimitar el análisis de los correos electrónicos de Monedero y estudiar únicamente los mensajes intercambiados con la consultora que da nombre a la causa y que justificarían los 26.200 euros que cobró. Monedero figura como investigado en este procedimiento por una factura emitida el 30 de diciembre de 2018 por valor de 30.000 dólares en concepto de ‘300 horas de consultoría presencial Buenos Aires, México y Colombia’ por la que el 25 de enero de 2019 recibió un ingreso bancario de 26.200,31 euros de Neurona Consulting.

Un año de distracción policial

Tras repasar las distintas decisiones del juez al respecto de esos mails, la defensa aclara que quedando claro el iter procesal, y que en el mismo Monedero “no se ha negado a la adveración de los correos que él, a través de su representación procesal presentó”, lleva “más de un año esperando a que la Unidad Central de Ciberdelincuencia le cite para dicha adveración de los 4 correos.

“A fecha de hoy y de haberse realizado dicha citación posiblemente el procedimiento ya habría sido sobreseído, al haberse verificado que los correos y la factura emitida contenida en los mismos tienen fecha anterior a la reclamación de la misma por parte del banco, que fue el argumento de la UDEF en su primer escrito para declarar la factura como falsa”, añade. Y suma que aún hoy, un año después de la declaración de Monedero, “no se ha practicado una sola prueba ni se ha pedido ninguna diligencia más sobre su persona”.

A continuación repasa lo que han mantenido en informes y autos tanto el instructor, como la Fiscalía y la Audiencia Provincial para reiterar que “nunca” denegó acceso a esos correos por lo que señala que lo que sostiene hasta en tres ocasiones el informe UDEF es “falso” y “debe ser corregido y precisado”.

Así, apunta que el informe de la UDEF “pone de manifiesto (…) una clara y relevante parcialidad” y lamenta que tras un año los agentes no hayan abierto los cuatro correos citados. “Deja claro que la UDEF no ha desarrollado su tarea como debiera”, añade.

El detalle de los viajes a México

Monedero sostiene además que el autor del informe “se ha excedido en las funciones de investigación encargadas por el instructor porque incluye investigaciones que no tienen cabida ni cobertura en diligencia ninguna. Recuerda que debían comprobar si los billetes de avión aportados había existido realmente.

Pero dice que el autor del informe decide por su cuenta preguntar a Iberia sobre los pagadores de los mismos cuando la investigación “versaba exclusivamente sobre si existían o no dichos viajes”. Entiende que se da una “evidente investigación prospectiva” con el intento de buscar “nuevos datos que nada tienen que ver con lo encargado por la instrucción”.

Con todo, recuerda que la UDEF dice que dos de los billetes fueron pagados por Podemos, otro por una universidad, un cuarto por CLACSO y el quinto por el propio Juan Carlos Monedero. Apunta al respecto que las tareas que se pueden desarrollar al viajar a un país son múltiples más allá de quién cubra los traslados.

“Respecto del pago de estos dos billetes, decir que, como se dice en el propio informe, el viaje a México coincidía con eventos de enorme importancia política: las elecciones presidenciales en México en julio de 2018 y con ocasión de la toma de posesión del Presidente de la República de México en diciembre de 2018. A esos viajes, mi representado acudió, como persona de un enorme prestigio en el país, como referente y fundador del Partido Político Podemos”, explica.

Y añade que “como no todos los fines de semana se va a México”, aprovechó para participar en otras actividades ajustando la agenda del viaje. “Es sensato acomodar viajes tan largos para realizar diferentes tareas que en modo alguno son incompatibles entre sí. De ahí a decir que eso no determina que hiciese trabajos para Neurona, pues no deja de ser una opinión sin fundamento”, añade. Lo mismo sostiene de los otros viajes pagados por universidades y Clacso.

Por otro lado, Monedero pone el foco en que la UDEF hace el informe prescindiendo del acordado por el instructor y que debía aportar la Unidad Central de Ciberdelincuencia (UCC).

“La UDEF, y en concreto los autores del informe se precipitan y obvian que dicho trabajo, aún aprobado por el instructor, aún no se ha practicado, y que su informe solo tendría sentido temporal y material, cuando dicha pericial se haya practicado, tal y como se acordó. Realizar el informe sin la misma, lleva a las conclusiones parciales a las que ha llegado”, añade.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.