Local Politics

Escándalo en Colombia por el escrutinio a dos meses de las elecciones presidenciales


La desconfianza en el proceso electoral no es un rasgo usual de la política colombiana. Pero el escenario cambió el 14 de marzo, cuando representantes del Pacto Histórico, la coalición de izquierda liderada por Gustavo Petro, denunciaron que las autoridades electorales no habían contando cerca de 500.000 votos al Senado.

En medio de la confusión, los expresidentes de derecha Andrés Pastrana y Álvaro Uribe dijeron que la colación de izquierda había hecho fraude para sumar más votos. “Presidente Iván Duque: La legitimidad del proceso electoral y la suya misma están en entredicho. Por favor actúe ya. Garantizar la democracia es su deber supremo”, dijo Pastrana.

Qué es lo que pasó

Después de las elecciones legislativas del 13 de marzo, el Pacto Histórico y otras organizaciones denunciaron que en más de 20.000 centros de votación no había contado los votos de la izquierda.

La Registraduría y el Consejo Nacional Electoral confirmaron la denuncia: el Pacto Histórico había conseguido 400.000 votos más de los que 2,3 millones que habían sido procesados en el conteo rápido. La cantidad es clave porque la diferencia le asignaba tres senadores más de los 16 que había confirmado.

El escándalo es particularmente grave si se tiene en cuenta que el 29 de mayo los colombianos deberán urnas para elegir presidente y que no existen antecedentes inmediatos de este tipo de denuncias.

Habiendo conseguido que se reconocieran esos votos, la mayoría de los partidos políticos que presentaron la denuncia optaron este martes por aceptar el escrutinio y respaldaron la decisión del registrador nacional, Alexander Vega, de no avanzar con un recuento de votos.

La Registraduría Nacional, institución encargada de convocar y organizar las elecciones bajo el control del Consejo Nacional Electoral, decidió no seguir con el recuento en una reunión de la Comisión Nacional para la Coordinación y Seguimiento de los Procesos Electorales en la que participaron 19 movimientos políticos.

Las reacciones políticas

El candidato presidencial de izquierda, Gustavo Petro, decidió el lunes suspender su participación en los debates argumentando que el “reconteo sin transparencia es fraude”. Sin embargo, después de conocer la decisión de Vega de este martes agradeció recuperar “la institucionalidad democrática en el escrutinio electoral”. 

Sin embargo, no todos piensan igual. Cuatro partidos, la mayoría de derecha, insisten en pedir el recuento de votos: el Centro Democrático del expresidente Álvaro Uribe, el Verde Oxígeno de la candidata presidencial Ingrid Betancourt, el Movimiento de Salvación Nacional y el Partido Conservador.

El expresidente Pastrana fue el primero en cuestionar la transparencia de las elecciones después de que en febrero Petro se reuniera en Madrid con miembros de la multinacional española Indra encargada de proveer la plataforma para el escrutinio. Pastrana insiste en pedir un “análisis forense del software” que garantice la fiabilidad del proceso electoral.

Por otra parte, el Centro Democrático también expuso su descontento por la decisión del registrador de no proponer el recuento de la votación al Senado. “El registrador se echa para atrás en su solicitud de re-conteo y los partidos de izquierda le agradecen y aplauden. Aquí de lo que se trata es de que todos tengamos confianza en el sistema electoral. Hoy muchos no lo tenemos”, dijo la senadora conservadora Paloma Valencia. 

Durante su intervención en la comisión, Vega manifestó que quienes estén interesados en un recuento pueden hacer la solicitud al Consejo Nacional Electoral, pero descartó que la Registraduría Nacional lo haga.

Petro define a su vice

Una vez aclarado el panorama, Gustavo Petro decidió anunciar este miércoles a su compañera de fórmula para las elecciones del próximo 29 de mayo: será la activista afrocolombiana Francia Márquez.



“Me llamo Francia Márquez, quiero que Petro sea su presidente y por supuesto quiero ser su vicepresidenta”, dijo la activista medioambiental y ahora candidata a la vicepresidencia de Colombia. Márquez ha sido la gran sorpresa de la consulta de la izquierda del 13 de marzo, al conseguir 785.215 votos.

“Hoy llegamos a un momento definitivo”, dijo Petro, quien aseguró que los resultados de las legislativas que convirtieron al Pacto Histórico en el partido más votado tanto en Diputados como en Senado, han demostrado que el pueblo colombiano “quiere que este país cambie”.

“Un cambio que proponemos tranquilo, reposado, calmado; un cambio que es diferente de lo que se pensaba hace unas décadas en América Latina”, dijo. Petro se ubica primero en intención de voto con el 32%, nueve puntos por delante de su principal rival, el derechista Federico “Fico” Gutiérrez, según el último sondeo del Centro Nacional de Consultoría.





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.