Local Politics

Gernika, Dresde, Colonia, Alepo y otras ciudades ‘borradas’ por la guerra


Mariúpol no sobrevive a la guerra. Es una ciudad asediada, destrozada, borrada del mapa por la invasión rusa. De una urbe de unos 400.000 habitantes ya solo quedan restos y un 20% de las infraestructuras se mantienen en pie. El otro 80% ya ni siquiera existe. Mariúpol está por lo tanto cerca de pasar a la historia negra de los conflictos y engordará una lista de ciudades que quedaron arrasadas por misiles, bombas y horror. No es la primera que pasar por una situación similar; otras se han podido reconstruir, pero las cicatrices siempre quedan.

Alepo

La ciudad siria de Alepo representa perfectamente el antes y el después de la guerra. Siria lleva en conflicto desde 2011, recrudecido por momentos y ya cronificado, y esa ciudad es el paradigma de cómo una guerra puede acabar con estructuras emblemáticas, reconocidas por la Unesco, e incluso dejar a importantes urbes como la sombra de lo que algún día fueron. Una mezquita del siglo VIII o su histórico zoco son algunas de las partes arrasadas y ahora comidas por los escombros.

Alepo.
Alepo.
EFE

Gernika

La pintó Picasso y está en el imaginario de toda la sociedad española pese al tiempo que ha pasado. En 1937 el bando nacional, con la ayuda de la Legión Cóndor alemana y la Aviación Legionaria italiana, atacó la ciudad vasca reduciéndola a la nada. Tal fue la ofensiva que las cifras totales de víctimas siguen sin aclararse tantas décadas después. Es la representación de la crudeza de la Guerra Civil Española. Se ejecutó un llamado bombardeo “en alfombra”, que consiste en varias bombas seguidas, en caída libre, sobre una zona determinada. En Gernika el 70% de las estructuras quedaron destruidas y el 20% con daños muy graves.

Gernika.
Gernika.
Bundesarchiv

Dresde

Febrero de 1945. Las imágenes aéreas de Dresde son las de la destrucción total. Las fuerzas británicas y americanas, en su lucha contra los nazis, arrasaron esta ciudad alemana que tuvo que ser reconstruida después en su práctica totalidad. Las heridas de entonces todavía se dejan ver en edificios que, si bien fueron rehabilitados, conservan pequeños daños de los ataques. Los expertos sitúan el número de víctimas entre 20.000 y 40.000 personas, con la incógnita de si se tiene que calificar o no como un crimen de guerra. Está considerada la ciudad más bombardeada del mundo hasta la fecha.

Dresde.
Dresde.
Wikipedia

Colonia

Antes de Dresde cayó Colonia en plena Segunda Guerra Mundial, y bien conocida es la imagen aérea de una de las ciudades alemanas más importantes minimizada a escombros tras un envite terrible de las fuerzas americanas contra los nazis. Más de 200 incursiones aéreas sobre la ciudad. El símbolo del ataque es una catedral gótica cuya estructura pudo resistir, aunque con daños irreparables, pero cuyo interior quedó en absolutamente nada. 

Colonia.
Colonia.
Wikipedia

Bagdad

La guerra de Irak es lo suficientemente reciente como para que la destrucción de sus ciudades resulte familiar. Kabul pasó por eso, y también Bagdad, que en el 2003 sufrió el asedio de las tropas estadounidenses a la caza de Sadam Hussein. Durante nueve días del mes de abril, las fuerzas atacaron primero por el aire y después avanzaron con una ofensiva terrestre que dejó en torno a 2.000 civiles muertos, aunque las cifras varían según la fuente. En esa ofensiva se incluye, por ejemplo, el ataque al Hotel Palestina en el que murió, entre otros periodistas, el español José Couso.

Bagdad.
Bagdad.
EFE

Budapest

La capital de Hungría, Budapest, no quedó arrasada en un momento concreto, sino que su destrucción fue el resultado de casi un año de ataques durante la Segunda Guerra Mundial. 1945 fue el año en el que la urbe fue reducida a cenizas, al ser el último rescoldo de los aliados de los nazis. El “sitio de Budapest” sin ir más lejos provocó la destrucción de lugares emblemáticos como el Puente de las Cadenas, el Parlamento o la Iglesia de Matías, que todavía conservan cicatrices de lo que sucedió entonces.

Budapest.
Budapest.
Wikipedia

Varsovia

Varsovia también es un ejemplo de lo que ahora es Mariúpol. La capital polaca sufrió los estragos de la ocupación alemana hasta tal punto que nueve de cada diez de sus infraestructuras desaparecieron del todo, entre ellas la totalidad de las calzadas y de las vías de tren, así como el 90% de su industria. Fue una zona de destrucción total hasta su alzamiento, y por lo tanto en las siguientes décadas necesitó reconstruirse desde cero: tardó veinte años en volver a ser lo que era, entonces con el respaldo de la Unión Soviética.

Varsovia.
Varsovia.
Wikipedia



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.