Local Politics

La incidencia cae más de 200 puntos desde el viernes y Sanidad incorpora al registro 601 fallecidos de días anteriores



La curva de la sexta ola sigue en descenso. Este lunes cae la incidencia del coronavirus 217 puntos tras el fin de semana, hasta alcanzar los 1.244,44 casos por cada 100.000 habitantes. Sigue en rango de contagio ‘muy alto’, según el criterio de Sanidad, pero ya marca una tendencia claramente a la baja, con cada vez menos contagios diarios. Además, la presión hospitalaria desciende, y la ocupación de camas por pacientes COVID sale ya del riesgo ‘alto’.




Desde el viernes, el Ministerio de Sanidad ha registrado 68.706 positivos, mientras que este viernes se informaba de 49.004 infectados por COVID. En total, 10.672.906 personas se han contagiado desde el principio de la pandemia en España.

La ocupación hospitalaria sale ya del riesgo ‘alto’. El porcentaje de camas ocupadas por pacientes COVID baja del 10,31% al 9,8%, con lo que el riesgo ahora se sitúa en el rango ‘medio’, según el Semáforo COVID. También baja la presión en las ucis ligeramente.

Tras el fin de semana, se suman 601 fallecidos por la COVID-19. Desde que comenzó la situación epidemiológica en el país, Sanidad maneja la cifra de 96.596 decesos. Este aumento se debe a la suma acumulada de fallecimientos no notificados por algunas comunidades autónomas con anterioridad, como es el caso de Catalunya.

¿Cómo evoluciona
la epidemia y cómo estamos respecto a la 3ª ola?

Evolución de
los casos y las muertes notificadas, los hospitalizados y los ingresados en UCI cada día, la variación en los últimos 7 días y la comparación con el pico de la 3ª ola de la pandemia

Fuente:
Ministerio de Sanidad

Se iguala cada vez más la incidencia por grupos de edad, aunque las personas de 50 a 79 años cuentan con una tasa menor de mil casos, que baja la media nacional.




En cuanto a las comunidades autónomas, la incidencia muestra una mayor variación por territorios. Tres regiones notifican menos de mil casos por cada 100.000 habitantes: Andalucía registra 539 casos; Madrid, 883; y Castilla-La Mancha, 961 casos. Los nuevos casos se repartirían así: Comunitat Valenciana registra 11.863 desde el viernes; Catalunya, 11.622; y Galicia, 7.115 positivos tras el fin de semana.




El 92% de los mayores de 60 años cuentan ya con la dosis de refuerzo

El 92% de las personas mayores de 60 años cuentan ya con la dosis de refuerzo contra la COVID-19. En total, casi 23 millones y medio de personas en el país cuentan con este impulso a la inmunidad para hacer frente a la enfermedad causada por el coronavirus.

Las dosis de refuerzo comenzaron a administrarse a las personas mayores y con problemas de inmunidad, con lo que no todos los grupos de edad cuentan con el mismo porcentaje de cobertura de la tercera dosis. Mientras los mayores de 40 años tienen ya el 78,2% de los habitantes con la vacuna de recuerdo, esta dosis en las personas de 20 a 29 años se ha aplicado al 27%.

Mientras, los niños de entre 5 y 11 años siguen recibiendo las primeras inyecciones. El 56,3% de este grupo tiene mínimo una dosis anti COVID.

En cuanto a la población general, el 91% de los mayores de 12 años tiene la pauta completa, mientras que el 92,8% de estas personas, tiene al menos una dosis.

Fuente: Ministerio de Sanidad (datos actualizados a )

La inmunidad, el buen tiempo y ómicron prometen un periodo de calma en Europa tras la tormenta de la sexta ola

A estas alturas, ya nadie se atreve a afirmar que no volverá a haber una ola como la sexta. Ni que esta ha sido la última. No sabemos todavía si la COVID-19 terminará siendo una enfermedad de los inviernos (estacional) o si los picos y los valles se sucederán a lo largo de todo el año; tampoco con qué intensidad. Pero a corto plazo, al menos, la coincidencia de tres elementos hace pensar que se abre un “largo periodo de tranquilidad”. Que, después de la tormenta, llega la calma.

Es la previsión con la que trabaja la Organización Mundial de la Salud en la región europea, que concibe los próximos meses como “una oportunidad única” para controlar el virus por la alta inmunidad de la población tras una ola explosiva en contagios y el acceso a las terceras dosis; por la subida de las temperaturas una vez se supere el invierno, que favorecerá las actividades en exteriores; y por la menor virulencia asociada a la variante ómicron, la dominante en Europa.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.