Local Politics

«Debe dimitir de forma inmediata»


Madrid
Actualizado:

Guardar

Los diputados del Partido Popular han estallado contra Cayetana Álvarez de Toledo, su antigua portavoz en el Congreso, tras los comentarios despectivos y denigrantes que les dedica en el libro que acaba de publicar. «
Hasta aquí hemos llegado
», advierten los diputados consultados, que piden a su todavía compañera de filas que si le queda algo de dignidad renuncie de forma inmediata al escaño que consiguió gracias al PP.

«De pronto, hombres y mujeres adultos, inteligentes, formados, algunos con sólidas profesiones, acaban comportándose como una pandilla. O, peor, como una claque servil y sectaria. Sus excelentísimas señorías, representantes de la soberanía nacional, reducidos a palmeros y, en el chat de diputados, a emoticonos de palmas. «¡¡¡Grande!!! ¡¡¡Maestro!!!

 ¡¡¡Sensacional!!! ¡¡¡Orgullo!!! El espectáculo de diputados compitiendo en elogios acentuados por exclamaciones y emoticonos, a ver quién aplaude más y mejor al mando, es sencillamente desolador», escribe Álvarez de Toledo en su libro ‘Políticamente indeseable’. Es solo un fragmento, porque a lo largo de
519 páginas prácticamente no deja títere con cabeza
dentro del PP.

«Lo indeseable es basar un libro en insultos, rencor y mentiras», replica el diputado del PP Andrés Lorite, quien lamenta el «profundo rencor» que desprende la exportavoz en lo que escribe. El diputado reconoce que en el Grupo Popular hay un malestar generalizado, porque Álvarez de Toledo no deja de ser una compañera de escaño, aunque, eso sí, «sea la peor compañera posible, sin trato con nadie, simpatía cero y altivez total». A su juicio, «por decencia y por dignidad debería dimitir e irse de forma inmediata».

ABC ha intentado ponerse en contacto con Álvarez de Toledo por si quería responder a los diputados, pero no obtuvo respuesta. La exportavoz sí confirmó a Europa Press que no piensa dejar su escaño.

Otros diputados consultados creen que la exportavoz «va muy de diva, por su cuenta, y ahora quiere hacer negocio de su deslealtad». «Ya está bien, es una persona que no ha aportado nada y quiere dar lecciones».

«Si está tan a disgusto, que haga un análisis de conciencia consigo misma y se plantee si quiere trabajar con un grupo de diputados que somos palmeros. Yo defiendo la libertad de expresión, pero el límite es la falta de respeto», afirma el diputado Víctor Píriz. «Nos ha faltado al respeto. Nuestro grupo de diputados es el mejor grupo humano en el que yo he trabajado y no se merece el ataque que ha recibido ni se lo merecen Pablo Casado ni Teodoro García Egea», afirma.

«No todo vale… desprende odio»

Otra diputada cree que después del ataque a sus compañeros, «va a hacer muy difícil la convivencia con ella». «Lo que ha quedado claro es que Casado acertó plenamente al prescindir de ella. La única que no trabaja es ella y ahora debe dar un paso al lado».

Desde la dirección nacional del PP, la número tres, Ana Beltrán, vicesecretaria de Organización, se ha referido este viernes a Cayetana Álvarez de Toledo en Telemadrid: «Yo he sido su amiga, hemos tenido una magnífica relación, porque hemos luchado juntas a favor de los valores constitucionales frente a la intolerancia. Pero tengo que decir que las últimas actuaciones que está teniendo y sus declaraciones me han decepcionado muchísimo. Yo no conocía a Cayetana así, me parece que Cayetana ha acabado con Cayetana, el personaje se ha tragado a la persona».

«No se pueden ir haciendo declaraciones y criticando y denigrando a compañeros, me parece absolutamente vil, y eso es lo que está haciendo Cayetana. No todo vale en política. Yo no doy credibilidad a lo que ella está contando, porque desprende odio. Y también tengo que decir que no entiendo si está tan quejosa con el PP, con sus compañeros, cómo sigue sentada en su escaño. En esta vida hay que tener coherencia y valentía y yo en este caso no se la presumo», ha advertido Beltrán.

Mientras, el Grupo Popular ha abierto un procedimiento sancionador contra Álvarez de Toledo, tras confesar que rompió la disciplina de voto y se abstuvo en la elección del Tribunal Constitucional. La sanción podría llegar a los 600 euros.

Ver los
comentarios



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.