Local Politics

ERC rompe el bloque secesionista y ensaya una mayora de izquierdas


Actualizado

Los de Puigdemont tragan con el acuerdo y facilitan en el Parlament la tramitacin de los Presupuestos constatando que Pere Aragons allana el camino a un nuevo “tripartito”

Presupuestos catalu
El presidente de la Generalitat, Pere Aragons.

Nueve meses despus de amasar el 52% de los votos en las elecciones autonmicas catalanas, de conquistar esa mayora tantas veces anhelada, el bloque separatista se desmorona conduciendo al procs a una fase de apaciguamiento e incertidumbre nunca antes conocida desde que en 2012 Artur Mas decidiera promover la separacin de Catalua del resto de Espaa.

El presidente de la Generalitat, Pere Aragons, alcanz unilateralmente un pacto con los comunes para aprobar sus Presupuestos. Lo hizo de espaldas a Junts, su socio de Gobierno, despus de no haber sido capaz de convencer a la CUP para que respaldara las cuentas. E, inmediatamente, fue acusado por las dos formaciones secesionistas que apuntalan su mando de sacrificar el objetivo de la independencia para buscar la estabilidad parlamentaria de mano del partido que lidera Ada Colau y as allanar el camino a un tripartito de va amplia autonomista.

Advierten Junts y la CUP el evidente inters de Aragons en afianzar sus alianzas fuera de las fronteras del independentismo. Acta el dirigente de ERC con mirada larga, ahora que Colau se est fraguando un rol destacado en la incipiente plataforma electoral de Yolanda Daz. El president, que ya busc sin xito el favor de la alcaldesa de Barcelona para ser investido, que intent incluir a los comunes en un cuatripartito imposible con Junts y la CUP, no titube para imponerlos como socios prioritarios del Govern a pesar de la manifiesta animadversin que despiertan en la formacin presidida por Carles Puigdemont.

Someti Aragons al prfugo para seguir diluyendo su figura como ya lo hiciera en septiembre al excluir a su partido de la mesa con el Gobierno para salvar su alianza con Pedro Snchez y garantizarse una negociacin sin plazos que le permita frenar el regreso a la va unilateral. Que postergar ese nuevo envite al Estado es un objetivo prioritario para Aragons lo evidenci su negativa a comprometerse con la CUP a celebrar un nuevo referndum en esta legislatura, nica condicin real requerida por los antisistema para apoyar los Presupuestos.

Propin un nuevo golpe en la mesa el presidente de la Generalitat sabiendas de que Junts difcilmente poda permitirse votar contra sus propios Presupuestos, contra unas cuentas insistentemente reivindicadas por el consejero de Economa, Jaume Gir, y que no han sufrido modificaciones sustanciales para que los comunes permitieran su tramitacin. De hecho, la principal contrapartida concedida por ERC es respaldar los Presupuestos de Colau. La pasada semana los republicanos haban vetado las cuentas del Ayuntamiento de Barcelona, pero Aragons oblig a su lder en el Consistorio, Ernest Maragall, a retractarse para asegurarse los votos de los comunes en el Parlament.

Una legislatura incierta

La pregunta que sobrevuela esta arriesgada maniobra de Aragons es cunto tiempo soportar Puigdemont la persistente humillacin de ERC, por mucho que de la pervivencia del Govern dependa la nmina de 200 altos cargos de Junts.

Su portavoz, Elsa Artadi, record a Aragons que las elecciones catalanas del pasado 14 de febrero no las gan ningn partido independentista, que slo es presidente porque as lo decidieron la CUP y Junts, y le exigi mantener una reunin urgente al mximo nivel para revisar el acuerdo de investidura. Considera el partido de Puigdemont que el jefe del Ejecutivo cataln no est cumpliendo con sus compromisos. Dnde queda el acuerdo entre ERC y Junts? Qu recorrido nacional tiene esta legislatura?, se pregunt Artadi, antes de afear a Aragons que siga vetando a los representantes de su partido en la mesa, que se haya negado a buscar una alianza de todas las fuerzas independentistas en el Congreso para negociar, juntas, con el Gobierno los Presupuestos Generales del Estado o que no haya trabajado con la suficiente intensidad para arrastrar a la CUP a aprobar las cuentas de la Generalitat y preservar, as, la mayora de investidura y del 52%.

Cuentas todava en el aire

Los herederos de Convergncia ni siquiera dan por segura la aprobacin definitiva de las cuentas. Este lunes super el proyecto presupuestario el trmite inicial, pero las cuentas vern la luz el 23 de diciembre tras superar un nuevo pleno. Amenaza Junts con vetar el acuerdo con los comunes en el mes que resta hasta ese momento si se introducen nuevas exigencias que consideren inasumibles. Especialmente recelosos est Gir con la posibilidad de que Colau tenga la tentacin de reclamar la retirada de los Juegos Olmpicos de Invierno o del gran complejo de ocio que Hard Rock quiere construir en Tarragona, despus de haberse aliado ya con ERC para frenar la ampliacin del aeropuerto de El Prat. Esas inversiones son consideradas determinantes para los neoconvergentes porque en su ejecucin confan muchos de sus alcaldes para revalidar su mandato en las municipales de 2023, una cita crucial para Junts porque afronta el desafo de afianzarse territorialmente tras su ruptura con el PDeCAT.

No desperdici la ocasin de hurgar en la fractura separatista el PSC, que constat cmo el independentismo enva a la papelera de la Historia su mayora. Dio por hecho la portavoz de los socialistas catalanes, Alcia Romero, que se abre en Catalua un nuevo escenario poltico, en el que su partido seguir tentando a ERC para garantizarle la estabilidad parlamentaria a lo largo de la legislatura, y para erigirse en alternativa en el supuesto de que Aragons acabe sucumbiendo. Se le ha roto la mayora y lo que mal empieza, mal acaba, augur la socialista.

Es la historia de su insoportable e inacabable proceso que a nada conduce, pero del que viven ustedes como reyes mientras Catalua se derrumba a su alrededor, denunci el lder del PP en la regin, Alejandro Fernndez, en sintona con lo expresado por el portavoz de Vox, Antonio Gallego, quien censur que las cuentas hayan sido diseadas por un Gobierno completamente dividido para contentar a la extrema izquierda.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.